17.10.2016 Federal Judge Vicente Antonio Bermudez Zacarias Was Slain in Metepec (Toluca)

A federal judge was slain Monday in Metepec (Toluca) in the state of Mexico, which borders the Santa Fe borough of the capital.

Vicente Antonio Bermudez Zacarias was a district court magistrate for appeals and civil judgments in the city of Toluca, according to a statement from Mexico’s Supreme Court (The most important cases, like El Chapo case or the 43 students of Ayotzinapa). He was killed in nearby Metepec.

President Enrique Peña Nieto, speaking to an international gathering of judges in Mexico, lamented the news and said he had instructed the attorney general’s office to lead the investigation. Various Mexican media outlets reported that Mr. Bermudez was shot in the head while exercising outdoors. There was no immediate word on a possible motive. — From The Associated Press.

Juez1

El juez mexicano Vicente Antonio Bermúdez Zacarías fue asesinado de un tiro en la cabeza este lunes. Cuando salía de su casa por la mañana para ir a correr, alguien se acercó por la espalda, hasta menos de 30 centímetros de él y le disparó en la nuca. El agresor, que actuó a cara descubierta, se dio la vuelta y escapó corriendo junto a otra persona. El magistrado falleció horas después en el hospital.

Bermúdez, de 37 años, ha tomado muchas decisiones como juez que afectaban a importantes capos del crimen organizado en este país . En marzo de este año, decretó la polémica medida de arraigo o prisión provisional de 40 días para Abigael González Valencia, alias El Cuini, considerado como uno de los cabecillas del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el cártel que le ha declarado la guerra al de Sinaloa. También ordenó en esa ocasión diferentes medidas contra otros líderes de la nueva organización criminal.

El juez, además, se metió con el capo de capos. Tomó diferentes medidas contra las personas cercanas a El Chapo cuando se encontraba en plena fuga, tras escaparse de la cárcel del Atltiplano en julio de 2015. Una de ellas fue la intervención de las conversaciones con su esposa, Emma Coronel, poco antes de detenerlo. Y una vez preso, frenó una petición de extradición del mismo Guzmán, que alegaba que estaba sufriendo tortura en las cárceles mexicanas.

Aunque desde el Poder Judicial señalan que debía de haber visto alrededor de 1.500 asuntos, entre ellos también estaba la negación de un amparo para el líder absoluto de los Zetas, la organización criminal más sanguinaria del país, Miguel Ángel Treviño, alias el Z-40, preso desde 2013.

Entre sus últimos casos, destaca el de uno de los responsables de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. El juez sobreseyó hace unos días la petición de traslado de Gildardo López Astudillo, alias El Gil, considerado el jefe de los sicarios que presuntamente ordenó la eliminación de los estudiantes.

Bermúdez tenía 37 años y tres como juez del Estado de México. Nacido en León (Estado de Guanajuato), se especializó en derecho penal y su puesto actual se centraba en todo lo relacionado con amparos, arraigos, cateos e intervención de comunicaciones. Antes estaba encargado de un juzgado penal en la Ciudad de México.

Mientras se levantaba el cadáver de Bermúdez, a unos 60 kilómetros del lugar de los hechos, se celebraba la Reunión Anual de la Unión Internacional de Magistrados. Allí los jueces levantaron la voz para condenar las amenazas que pesan sobre los profesionales de Venezuela y Turquía.

Pero no tan lejos de la capital acababa de morir un compañero de un balazo en la sien. Y el presidente mexicano tuvo que modificar su discurso e improvisar. En ese mismo momento y ante todo el público presente, dio instrucciones a la más alta instancia, la Procuraduría General de la República (Fiscalía), para que investigara las causas de la muerte de Bermúdez, todavía desconocidas. El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Luis María Aguilar Morales, agregó que se deben garantizar « las condiciones de seguridad y tranquilidad » para respaldar la « independencia » de los jueces.

El presidente del Senado, Pablo Escudero Morales, fue más insistente y exigió que las indagatorias se inicien « a la voz de ya », para determinar si el asesinato tuvo que ver con el trabajo de Bermúdez. Escudero apuntó además a que se valore si es necesario o no que los magistrados cuenten con cierta protección.

En poco más de un mes han sido asesinados a sangre fría al menos tres jueces en dos de las entidades más peligrosas del país: dos en Guerrero y ahora, el de Bermúdez, en el Estado de México. Pero ya hacía más de seis años que no moría asesinado un juez federal.

 

juez2

Un video captado por cámaras de vigilancia muestra el momento exacto en el que un sujeto asesinó a Vicente Antonio Bermúdez Zacarías, juez Quinto de Distrito en Materia de Amparo y de Juicios Civiles Federales. Los hechos ocurrieron la mañana de este lunes 17 de octubre 2016 en Metepec, Estado de México.

juez3

El Consejo de la Judicatura condenó la filtración de las imágenes al asegurar que infringe la reserva legal de la investigación, compromete la eficacia de la misma y afecta los derechos de las víctimas, en este caso, de su familia.

juez4

juez5

juez4bis

 

juez6

juez7

juez8

juez9

juez10

juez11

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *